Bienestar general
Ganado porcino
Ganado vacuno
Ovino
Avicultura

Dolor causado por el parto en la cerda

E.Mainau, D. Temple, P. Llonch, X.Manteca

pdf +info   pdf PDF

El parto es un proceso doloroso y supone un riesgo tanto para la cerda como para los lechones recién nacidos. Un parto difícil (distocia) se asocia con dolor intenso como resultado de partos prolongados o extracción asistida. El dolor causado por el parto debe recibir más atención. La optimización del proceso de parto reducirá sus consecuencias negativas sobre el bienestar y la productividad de las cerdas.

El parto: un proceso doloroso y estresante

En general, se acepta que el parto causa dolor agudo en todas las especies, incluidas las cerdas. De acuerdo con una encuesta realizada a ganaderos y veterinarios de porcino en el Reino Unido, cuando se les pidió que puntuaran (en una escala de 0 a 10) el dolor de una variedad de condiciones, el parto recibió una puntuación de 4. Aumentó hasta 7 cuando el parto requería asistencia manual. Solo una pierna fracturada y una mastitis infecciosa fueron calificadas como más dolorosas que el parto.

Varios factores como la dificultad del parto y la paridad de la cerda pueden modificar el grado de dolor causado por el parto. La dilatación insuficiente del canal de parto o la baja frecuencia e intensidad de las contracciones uterinas son las principales causas de molestias y dolor alrededor del parto. 

En general, es más probable que ocurra distocia en cerdas primerizas que en cerdas multíparas. Además de la falta de experiencia de las cerdas en el primer parto, las primerizas generalmente tienen partos más largos y el esfuerzo suele ser mayor que en las cerdas multíparas.

 

Evaluación del dolor causado por el parto

El parto conduce a cambios en diferentes indicadores de dolor, y el parto distócico tiene un efecto mayor que el parto normal.

Las proteínas de fase aguda, como la proteína C reactiva (CRP) y la haptoglobina (Hp) son marcadores fisiológicos de inflamación en cerdos. Se han descrito altos niveles de CRP y Hp en cerdas hasta una semana después del parto. Esto puede estar relacionado con el proceso de inflamación del tracto reproductivo. Además, las primerizas tienen valores más altos de Hp que las cerdas multíparas. 

El parto causa estrés fisiológico. Se cree que el aumento del cortisol sérico en el período postparto en las cerdas es una consecuencia de dos factores: primero, el dolor siempre va acompañado de una respuesta al estrés, y segundo, cualquier situación nueva o poco común puede desencadenar una respuesta al estrés. 

Los cambios de comportamiento son las medidas de dolor más comúnmente utilizadas para el parto, ya que son sensibles y no invasivas.

 

Tabla. Indicadores de dolor causado por el parto en cerdas

Indicadores de comportamiento

Indicadores fisiológicos y productivos

INCREMENTO

INCREMENTO

Tiempo de pie y sentadas

Frecuencia cardíaca y respiratoria

Cambio de postura

Temperatura rectal

Movimientos hacia delante de las patas traseras

Concentración plasmática de proteínas de fase aguda

Arquear la espalda

Duración del parto

Dar patadas

Número de nacidos muertos y/o momificados

Temblar

 

Sacudir la cola

 

DISMINUCIÓN

DISMINUCIÓN

Tiempo en decúbito lateral

Ingesta de comida

 

Viabilidad de los lechones

 

"El parto normal dura 2,5 h de promedio.

Los partos de más de 3 o 4 horas se consideran distócicos y más dolorosos"

 

Generalmente, las cerdas permanecen en decúbito lateral durante todo el parto. Acostarse en la misma posición durante el nacimiento de toda la camada es una característica importante del parto. Con la cerda acostada tranquila, los lechones pueden acceder a la ubre desde muy temprana edad. El dolor causado por el parto aumenta el tiempo total que pasa de pie o sentada y el número de cambios de postura durante el día anterior y el día del parto. A pesar de esto, a medida que avanza la lactación, un aumento en el tiempo total de pie indica que la cerda se está recuperando del proceso de parto. Las cerdas activas al comienzo de la lactación parecen ser más "conscientes" de los lechones y beben más agua, lo que da como resultado más leche y un mayor crecimiento de los lechones. 

Los indicadores de comportamiento específicos de dolor se han descrito recientemente en cerdas el día del parto y el día posterior. Estos comportamientos están ausentes o son raros en el período anterior al parto. Incluyen lo siguiente: movimientos hacia adelante de las patas traseras, arqueo de la espalda, dar patadas, temblor y sacudidas de la cola. El arqueamiento de la espalda parece estar relacionado con las contracciones uterinas, mientras que la sacudida de la cola está fuertemente asociada con la expulsión inminente de los lechones. El temblor podría ser indicativo de los efectos acumulativos de la inflamación, el dolor y la fatiga a medida que avanza el parto.

El comportamiento de los lechones recién nacidos refleja la dificultad del parto. En las cerdas, un alto porcentaje de lechones nacidos con una baja viabilidad se asocia con un parto difícil.

 

Consecuencias del dolor causado por el parto

La lesión y la inflamación asociadas con el parto (especialmente en la distocia) pueden tener efectos negativos sobre el bienestar y la productividad. Por ejemplo, el dolor en el parto puede reducir el consumo de alimento y, como resultado, aumentar la pérdida de peso y reducir la producción de leche en las cerdas. La distocia aumenta el riesgo de varias afecciones que incluyen endometritis, secreción vulvar, retención de la placenta, síndrome de mastitis-metritis-agalaxia, fertilidad alterada y sacrificio temprano. 

El dolor y el estrés causados por el parto inhiben la liberación de oxitocina, lo que puede ocasionar parto prolongado, reducción de la eyección del calostro y la leche y alteración de la conducta maternal. Esas alteraciones pueden dar como resultado un crecimiento reducido de los lechones y una mayor mortalidad antes del destete.

 

 

 
 

Principales consecuencias del dolor y el estrés

causados por el parto en cerdas

 

Prevención - reducción de las dificultades en el parto

Es fundamental evaluar el bienestar de las cerdas en la sala de partos (evaluación de la duración del parto, número de cerdas que necesitan asistencia, viabilidad de los lechones y complicaciones posteriores al parto, como retención de la placenta, descargas vulvares y disgalactia). Si se detectan problemas, el procedimiento adecuado debe incluir una alimentación y nutrición óptimas para las cerdas, una cuidadosa evaluación de la condición corporal para evitar el sobrepeso de las cerdas y unos procedimientos de manejo una vez que las cerdas estén siendo preparadas para el parto. Además, una evaluación cuidadosa de posibles cojeras y su tratamiento rápido pueden ayudar a reducir los problemas con el parto.

 

Tratamiento del dolor causado por el parto

Los antiinflamatorios no esteroideos (AINEs) están registrados para tratar afecciones que involucran dolor e inflamación en los cerdos, que se pueden experimentar en el parto. Hoy en día, los AINEs se usan para tratar el síndrome de mastitis-metritis-agalaxia (MMA o PPDS) y el letargo posparto, donde las cerdas no comen. Los ganaderos y los veterinarios están de acuerdo en que las cerdas se recuperan mejor con el uso de analgésicos.

Investigaciones recientes sugieren que la administración de AINEs en el parto es beneficiosa para el bienestar y productividad de la cerda. Se ha demostrado que el tratamiento con meloxicam reduce el tiempo de permanencia pasiva después del parto. La reducción en el tiempo de reposo después del parto indica que las cerdas se recuperan más rápido del parto y, a su vez, puede reducir el riesgo de lesiones en la piel causadas por sustratos inadecuados.

Los AINEs también producen beneficios para el bienestar y el rendimiento de los lechones. En un estudio a gran escala en granjas comerciales, la mortalidad de los lechones antes del destete se redujo en las cerdas que recibieron AINEs. Estudios recientes mostraron que el peso al destete en lechones nacidos de cerdas tratadas con AINEs estaba entre 200 y 400 g más que en el grupo control. Además, se ha demostrado que la administración oral de meloxicam a cerdas multíparas aumenta la concentración de inmunoglobulina G en el suero de los lechones y mejora su crecimiento previo al destete. Como los lechones nacen con un sistema inmune inmaduro, la adquisición de inmunoglobulina del calostro es fundamentalmente importante.

 

Resumen

El parto se asocia con dolor y estrés que pueden alterar los procesos normales y desencadenar conductas maternales anormales, con consecuencias negativas para el crecimiento y la supervivencia de los lechones. Los AINEs administrados en el parto son útiles para mitigar el dolor en las cerdas y reducir las consecuencias negativas sobre el bienestar y la productividad.


Referencias

  • Ison SH y Rutherford KMD 2014. Attitudes of farmers and veterinarians towards pain and the use of pain relief in pigs. The Veterinary Journal 202: 622-627.

  • Mainau E, Temple D, Manteca X 2016. Experimental study on the effect of oral meloxicam administration in sows on pre-weaning mortality and growth and immunoglobulin G transfer to piglets. Preventive Veterinary Medicine 126: 48-53.

  • Mainau E, Manteca X 2011. Pain and discomfort caused by parturition in cows and sows. Applied Animal Behaviour Science 135: 241-251.

Envíe un mensaje

Contacto

Farm Animal Welfare Education Centre
Dr. Xavier Manteca Vilanova
Dra. Eva Mainau Brunsó
Dra. Déborah Temple

Tel: +34 93 581 1647 | +34 93 581 1352
Fax: +34 93 581 14 94
email: info@fawec.org

 

Farm Animal Welfare Education Centre
Departament de Ciència Animal i dels Aliments, VO-135 Edifici V - Campus UAB -
08193 Bellaterra (Barcelona) 

 

 Servicio de Nutrición y Bienestar Animal (SNIBA)  Universitat Autònoma de Barcelona

Con el patrocinio de:

Boehringer Ingelheim  Lucta  Ceva Santé Animale Salud animal Bayer  5m publishing